El animal más difícil de encontrar es un topo que nada bajo la arena

El animal más difícil de encontrar es un topo que nada bajo la arena

Please share this post!

Si vieras un topo marsupial septentrional, te sorprenderías. Conocido por los pueblos aborígenes del desierto occidental de Australia como kakarratul, no tiene ojos y su pelaje es desgreñado y dorado. Con solo 10 centímetros de nariz a cola, el animal cabe en la palma de la mano. Y, a diferencia de los topos de Norteamérica, es un marsupial.

Pero probablemente no verías ninguno: aunque los animales son abundantes, los avistamientos siguen siendo muy raros porque los topos marsupiales del norte viven en túneles bajo las dunas de arena, y navegan con un movimiento similar al de la natación utilizando unas patas delanteras parecidas a aletas.

“Es el animal más difícil de encontrar”, afirmó Denzel Hunter, guarda forestal indígena que trabaja en la vigilancia y conservación de la fauna salvaje en las tierras del pueblo Nyangumarta. “Cada vez que salimos a buscar topos marsupiales del norte, encontramos pruebas de que están ahí. Pero yo nunca he visto ninguno”.

A principios de este mes, los guardabosques Kanyirninpa Jukurrpa Martu encontraron un kakarratul en el Gran Desierto Arenoso, a casi 1609 kilómetros al noreste de Perth. Las fotografías de la criatura, que solo había sido vista un puñado de veces en la última década, amplían el conocimiento científico de la especie y de las regiones desérticas, que constituyen casi un tercio de la superficie de Australia.

El hallazgo también pone en relieve el valor de los 60 grupos de guardas forestales del desierto que supervisan gran parte del sistema nacional de zonas protegidas de Australia.

“Una vez que empiezas a profundizar en los detalles de ese país con la gente que mejor lo conoce, es cuando realmente empiezas a apreciar el lugar”, afirmó Gareth Catt, que como director de programas de la Alianza Indígena del Desierto ha trabajado mucho con programas de guardas forestales. “Son los guardabosques indígenas los que tienen esa conexión duradera y los mejor situados para entender y cuidar ese país”.

Gran parte de lo que ahora sabemos sobre el topo marsupial del norte procede de los guardabosques.

Lynette Wildridge, también guardabosques de Nyangumarta, describió la especie como “hermosa y esponjosa”. Pero durante su década de trabajo, solo ha visto al animal una vez.

“Los topos marsupiales viven en la arena, cerca de la cima de las dunas”, explicó. “Les gusta estar allí porque, debajo, la arena está húmeda, lo que les mantiene frescos cuando la superficie está caliente” —las temperaturas diurnas en verano pueden alcanzar cerca de 5o grados Celsius— “y calientes cuando hace frío por la noche”.

Ciegos, pero con un gran sentido del olfato, los topos “temen mucho a los depredadores, como los dingos y las aves rapaces”, añadió. “Por eso viven bajo tierra”.

“Es lo que los convierte en un gran animal australiano”, dijo Catt sobre los topos marsupiales del norte. “Es la combinación de que tienen un aspecto inusual, unos hábitos de vida inusuales y son poco conocidos. Realmente capturan la imaginación”.

El éxito de los programas de los guardabosques, y la posibilidad de encontrar más topos marsupiales, depende de un enfoque multigeneracional.

“Cuando era niña, mis abuelos me llevaban al campo y nos enseñaban las plantas y los animales. Conocían bien el campo y nos lo enseñaron todo”, dijo Wildridge, quien explica a los más pequeños de la escuela primaria la labor de los guardas forestales. “Ahora nos toca a nosotros transmitirlo”.

Cada vez que se encuentra un topo marsupial del norte, esa tarea se hace más fácil. Tras el hallazgo más reciente, Zan King, director ejecutivo de los guardabosques Kanyirninpa Jukurrpa Martu, describió la emoción que causó entre los guardabosques.

“Todos están deseando volver a casa para contárselo a sus familias y enseñar las fotos a los niños, porque tenemos muchos guardabosques jóvenes que están deseando ser guardabosques cuando sean mayores”, declaró a la Australian Broadcasting Corporation.

Estos descubrimientos también animan a guardas como Wildridge a seguir buscando.

“Tenemos que seguir investigando”, dijo.

Source link


Please share this post!


For Breaking News, Health Tips and Food Nutrition, Visit: NaijaHot

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *